San Valentín y tu actitud con los demás

Ya sabemos que pasó San Valentín, pero hoy voy a utilizar eso como exclusa para hablar de algo importante: “el amor”. Y el amor no solamente implica besar a la persona de tus sueños y desear parar el tiempo; implica sonreír a los demás, tratar con cariño a quienes nos rodean, ser pacientes y ayudar a quien lo necesite. ¿Eres así con quienes están a tu alrededor?

San Valentín es un día para pensar en el amor y dejarnos llevar por la magia que se respira en el ambiente, pero quedan muchísimos más días en el calendario para poner en práctica nuestra mejor sonrisa frente a los demás y decir muchos “Te quiero”. Por eso, desde Omsica, te proponemos un plan distinto para el Amor: hacer más agradable tu vida y la de quienes te rodean.

Deja a un lado lo negativo

Piensa en tus padres, tus hijos, hermanos, amigos o compañeros de trabajo. Piensa en tu pareja, en la señora que te vende el pan, en ese vecino con el que a veces te cruzas en el portal. ¿Cómo te comportas con ellos?

Debemos tratar a los demás como nos gustaría que nos trataran a nosotros, pero a veces resulta tan difícil que sin darnos cuenta actuamos y hablamos como no se merecen. ¿Dices lo que sientes? ¿Sientes lo que dices? Sea como sea, lo que dices a los demás y cómo lo dices determina, al fin y al cabo, tu propia felicidad.

Siéntete bien, y haz que los demás también se sientan bien cuando estén a tu lado. Si has tenido un día estresante, medita. Si has tenido un mal día en el trabajo, evita llevarte las consecuencias a casa. Si te notas cansado, toma el hábito de dormir la siesta y conoce sus beneficios. Si te molestó un comentario que te hicieron, no le des más importancia de la que tiene. Si alguien te faltó al respeto sin motivo, no te enojes porque no conseguirás nada con eso. Sea cuál sea el motivo, tómate un momento para apartarlo de tu vida: tienes muchas opciones interesantes y efectivas para ello. Pero no dejes que tus situaciones de la vida cotidiana influyan en tu relación con los demás.

No permitas que el estrés, la presión y los contratiempos del día a día te prohíban ser quien en realidad eres. No dejes que las malas vibraciones te impidan sacar toda la felicidad que hay dentro de ti. Separa momentos, comparte tu alegría con los demás, y haz de tu San Valentín el mejor regalo para ti.

Comparte tu tiempo

No hay reglas universales que nos digan cómo tratar a los demás, pero en el fondo todos sabemos cómo hacerlo. Por eso, antes de actuar o hablar de una manera incorrecta… cuenta hasta diez. Y después sonríe a todos los que te rodean, dales un abrazo, trátalos con la paciencia que se merecen, propón nuevos planes, llámales más a menudo, diles de salir a pasear o a tomar un buen té, hazles recordar momentos divertidos, dedícales tiempo y atención, ríe con ellos, diviértete con ellos, escúchales, busca maneras de desconectar juntos… Y, en resumen, muéstrales tu cara más amable.

Enfócate en las personas, sé agradable, preocúpate por ellos, gánate su confianza, sé generoso, disfruta de cada momento que compartas con las personas que te importan y sé consciente de que no se repetirá. Vive cada momento con el máximo amor posible, quienes te rodean lo agradecerán pero, sobretodo, tu felicidad lo agradecerá. Verás como, al tratar mejor a los demás, te sentirás mejor contigo mismo.

San Valentín es un día ideal para repartir amor y amistad. Pero no lo olvides: el calendario tiene otros 364 días que también son para eso. Regala amor por San Valentín, pero no olvides hacerlo el resto del año. Dedica más tiempo a las personas que te importan, encuentra siempre un momento para hacer algo juntos, demuéstrales todos los días del año que para dar cariño, afecto y amor no se necesita fijar una fecha en el calendario.

Pero aparte de eso celebra San Valentín como el que más: saca a relucir tu alegría, tu felicidad, y regálate un momento único para demostrarte lo mucho que te quieres. Porque no olvides que para querer a los demás antes debes quererte a ti. Y, por supuesto, también debes dejarte querer.

¿Has pensado a quién regalarás tus sonrisas este San Valentín? ¡Cuéntanos tus planes! Pero eso sí: sea como sea, reparte mucho cariño y mucho amor a las personas que quieres y te quieren. Como dijo el Dalai Lama:

Casi todas las cosas buenas que suceden en el mundo, nacen de una actitud de aprecio por los demás.

  • xinia

    Estoy tan desepcionada , que no creo encontrar el amor propio, ni confiar en alguien que ya me lastimó una vez, *auxilio*

  • carmen

    Trabajo en un geriátrico, siempre saludo a todo con una sonrisa, los trato con cariño, ellos responden de la misma manera, esto a mi me hace bien y doy gracia por que puedo ayudarlos, con una sonrisa, un abraso.

  • Nestor Diaz

    Gracias Paul, tus consejos me estan ayudando

  • montserrat

    muy bonito y cierto lo que escribes en esta pagina.,,me sirven para practicar mas y mejor algunas cosas que no sabia,,,gracias

  • Leandro

    Gracias amigo Paul. Tus consejos, tu percepción de la vida nos hace reflexionar. Es una gran ayuda para poder actuar de ese modo. Ojalá podamos practicarlo. Sé que tienes razón, sólo de nuestra parte, falta practicarlo.

  • Roger Guevara Mena

    Estimado Paul

    Me parecen tus mensajes excelentes y oportunos consejos practicos de vida diaria, para construir la propia felicidad.

    Muchas Gracias y hasta luego.

    rgm